4 situaciones para plantearse el Autoempleo

emprender

Como seres vivos experimentamos que lo estático y permanente es incompatible con el ciclo vital, y en un mercado dinámico podemos encontrar trayectorias profesionales con periodos de tiempo en diversas empresas, incluso de distintos ámbitos laborales. En este escenario el inmovilismo es enemigo de la empleabilidad y si bien hay factores que se escapan del control de la persona que busca colocación, hay otros que siguen dependiendo de la propia acción y es necesario hacerse consciente de ellos.

Llevo tiempo dándole vueltas a situaciones en las que autoemplearse tiene más papeletas de éxito que otras opciones en una búsqueda de empleo. No me refiero sólo a situaciones contextuales o estructurales, sino las que aluden al perfil profesional de la persona que busca abrirse camino en el mercado laboral de forma eficaz. Así, hay determinadas situaciones personales que configuran perfiles con unas características concretas y específicas, para los que la actividad por cuenta propia es una solución adecuada a corto y medio plazo, con la que la persona ganaría competencias aumentando su capacidad de ser empleable. Son cuatro las situaciones-perfiles que he destacado, y hago una pequeña reseña a continuación sobre cada una:

Sin experiencia en el sector profesional: –No me cogen porque no tengo experiencia”-.  Si quieres incorporarte al mercado de trabajo en un sector en el que no has estado trabajando antes, plantéate el autoempleo como opción. Del mismo modo que podemos estar un periodo de tiempo en una empresa y luego cambiamos, ¿por qué no comenzar a adquirir experiencia llevando a cabo tu propio proyecto? Aprendiendo “desde el otro lado de la mesa”, dirigiendo tu actividad profesional, aprenderás no sólo de la profesión sino con la perspectiva del empresariado y sus necesidades.

Como personas empleadas, a veces desconocemos algunos datos en relación al mundo empresarial. Un concepto a tener presente es el de Microempresa, como aquella empresa que ocupa a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supera los 2 millones de euros (tal y como se define en la legislación de la Unión Europea).

En Andalucía más del 95% del empresariado está compuesto por microempresas, de modo que sólo 4 de cada cien empresas alcanzan o superan los 10 trabajadores (dato recogido del Estudio del Tejido Empresarial en Andalucía realizado por la CEA). Considerando esta información, no es descabellado que alguna de estas microempresas pueda ser mi empleadora en algún momento de mi trayectoria profesional, por lo que conocer sus necesidades me ayudará en mis futuras candidaturas, también para ser más realista con mis expectativas.

Alta cualificación profesional, formación y experiencia. Personas con titulación superior que han desempeñado puestos que requieren una alta capacitación dentro de su sector laboral y se han encontrado con unas circunstancias que les ha dejado fuera del mercado, cuya reincorporación se ve dificultada precisamente por su amplia trayectoria y especialización.

Ya lo dice el refranero popular: “Quien fue cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien lo sabe”, que me recuerda a una afirmación que leí hace tiempo de en un post de Yoriento sobre el valor del propio trabajo y comparto aquí: “[…] muchos de los empresarios efectivos y exitosos, fueron antes empleados también efectivos y exitosos“. Hay que tener en cuenta que contar con amplia experiencia en la ocupación aminora las dificultades propias de un sector que ya se conoce por haberse movido profesionalmente, siendo el autoempleo un posible puente para atravesar un estado de transición, cuando no un destino en sí mismo.

Competencias para el desempeño de oficios, perfil académico diverso. Son muchas las personas que por determinadas razones no finalizaron la educación obligatoria, y no poseen ningún tipo de acreditación académica o formativa. En numerosas ocasiones la salida laboral para ellas está dentro del ámbito de los servicios: empleada de hogar, venta ambulante o a domicilio, recogida de materiales reciclables… Una opción laboral para ellas es realizar un Itinerario de  Autoempleo con el objetivo de llevar a cabo su actividad. Entre otras acciones, las dirigidas a la comunidad gitana desde los dispositivos de ACCEDER, programa de inserción sociolaboral a nivel nacional, que asesora sobre el acceso al mercado de trabajo mediante el empleo también por cuenta propia en éstos y otros sectores. Como muestra de esta actuación, los casos que se presentaron a finales del pasado año en el Seminario Estatal de Mujeres Gitanas 2010, tres iniciativas llevadas a cabo por mujeres protagonistas de su propia vida: la iniciativa cultural de la empresaria individual jerezana de Mirada Gitana, el Centro Tan Tien de terapia psicológica y medicina natural en Zaragoza o la sociedad cooperativa madrileña Abierto hasta el Amanecer.

 

Reincorporación al mercado laboral tras un periodo de trabajo en el ámbito privado. Son mayoritariamente mujeres las que, tras haberse ocupado de la crianza de sus hijas e hijos, deciden incorporarse al mercado de trabajo buscando por primera vez , o tratan de reincorporarse tras este periodo de tiempo. Según un Estudio sobre Mujer y Empleo realizado en Andalucía por el Observatorio ARGOS, entre las personas que buscan por primera vez empleo la proporción de mujeres es de 19,74%; más del doble que la proporción de hombres en esta situación, 8,20%.

Es importante tener en cuenta que es más “sencillo” cambiar de puesto de trabajo que incorporarme al mercado desde el desempleo, tanto si se tiene experiencia o no en la ocupación que se quiere desempeñar. Así el autoempleo vuelve a aparecer como una opción estratégica en el desarrollo profesional, nada desdeñable para introducirse en el mercado de nuevo.

Algunas de las Ventajas del Autoempleo:

  • Salir de una situación de desempleo, creando uno o más puestos de trabajo.

  • Ganar dinero, obtener un beneficio y rentabilidad económica.

  • Trabajar para una misma desarrollando las propias iniciativas.

  • Adquirir cultura laboral: tipos de contratos, formas jurídicas de constitución… Ganar perspectiva en relación al mercado de trabajo.

  • Autorealizarse, obtener prestigio social y reconocimiento profesional. Potencia la autoestima.

  • Aumentar la satisfacción personal por el trabajo bien hecho, la buena organización y el servicio a la clientela. Mejora el autoconcepto.

Desventajas también las hay, ante las que se pueden tomar medidas:

  • Exponerse a riesgos económicos en caso de fracaso: los riesgos se reducen si se lleva a cabo una buena planificación y una estimación de pérdidas y ganancias realista mediante un plan de empresa, asesorándonos en organismos como los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial, que ofrecen este servicio. No se trata de saltar a un abismo desconocido, sino de realizar un análisis detallado evaluando e identificando posibles dificultades para estar preparados.

  • Sentirse en soledad ante el camino emprendido sin saber a quién comentar los éxitos y proyectos que surgen durante la actividad: estar bien asesorados desde Unidades de EmprendimientoCentros de Autoempleo, participar en las actividades que se organizan para personas que están emprendiendo; favorece estar en contacto con gente y compartir experiencias e inquietudes, estableciendo redes de colaboración.

  • Tener que realizar todo tipo de actividades de gestión, administración, comerciales, comunicación, fabricación… sobre todo si es una empresa pequeña y no se dispone de suficientes recursos humanos: ésto permite un conocimiento sobre tramitaciones institucionales y administrativas aplicable a otros muchos ámbitos de la vida personal y profesional, no sólo empresarial.

  • Dedicar todo nuestro tiempo de trabajo, e incluso de ocio, con el coste familiar y de amistades que ello supone: compartir los avances del proyecto e involucrar en éste al entorno más cercano reducirá este coste, incluso transformándolo en apoyo para continuar en momentos más difíciles.

  • Conciliar intereses entre socios/as y resolver conflictos con el objetivo de mantener la supervivencia de la empresa: poner en práctica técnicas de negociación y resolución de conflictos, comenzando por aplicarlas con las partes implicadas en la estructura del negocio para consensuar directrices y objetivos.

  • Resolver los problemas que se plantean y tener que aprender de los errores, con el coste que ello conlleva: una buena planificación previa a la apertura y actualizada en su desarrollo, una visión realista, el asesoramiento y acompañamiento adecuado, claridad en la gestión de cuentas (por muy pequeño que sea el volumen de negocio y simple la contabilidad), conocer éstas y respetar los márgenes de maniobra… minimiza los incovenientes y facilita ver llegar las dificultades para actuar responsablemente en consecuencia. Con todo, errores los habrá, y como ganancia la experiencia, que también se asienta sobre ellos.

6 comments

  1. Claudia Beltrán

    Hola me encantaría emprender un negocio en el cual trabaje varios años en Venezuela, pero en realidad no te conocimiento de nada con respecto a España y me gustarñia saber a donde puedo dirijirme para que me ayuden. Por otro lado la gran eexperiencia laboral que tengo es como empleada, por lo cual se me presentan muchas dudas. Pero clara estoy que quiero emprender mi propio negocio con el conomiento adquirido previamente.

    Saludos

  2. Jesús Pastor

    Una estupenda síntesis de razones para emprender, sobre todo teniendo en cuenta que no se trata de una cuestión sencilla. Creo que el trabajo está elaborado con cercanía y realismo. En los últimos años se ha forjado una red de profesionales y entidades que prestan un apoyo de gran calidad para minimizar los errores, aunque como afirmas en el cierre siempre los habrá. No estaría de mas que en algún momento se analizaran las experiencias de fracaso en lugar de las de éxito. Sería muy interesante que en la intervención de las politicas de empleo se integrara la opción del emprendimiento como una alternativa mas, en lugar de plantearla como una opción de segundo nivel. El secreto se encuentra en trabajar desde los niveles mas básicos de la educación la actitud emprendedora, no vinculada exclusivamente a los emprendimientos de contenido económico.
    Muchas gracias por tu trabajo

  3. teresalv

    Hola Jesús, apoyándome en lo que comentas sobre revalorizar el autoempleo cultivando una actitud emprendedora, considero que hacer ésto desde la escuela es un factor imprescindible para que la ciudadanía lo asuma como opción de primera. Creo que el desarrollo de competencias dirigidas al emprendimiento (incluyendo el empresarial) debe de estar incluido de forma explícita en la educación obligatoria para todo el alumnado, no sólo en los PCPI (esa cultura empresarial que comento en el post y de la cual carecemos la mayoría al terminar una carrera, por ejemplo). Presentar el autoempleo como accesible a diversidad de perfiles, en actividades plurales también depende de lo tangible que lo reconozcamos nosotros, como personal técnico en orientación laboral. Una frutería, una tienda de golosinas, un servicio de reparto a domicilio, una churrería, un despacho de asesoramiento jurídico, un comercio de complementos o artesanía, un centro de estética… muchos perfiles tienen cabida en el empleo por cuenta propia, y sin adoptarlo como la solución, bien puede ser una de ellas. ¿Lo percibimos como una opción igual de posible que las demás? Pero esto nos da para una conversación muuuucho más larga, sirva ésto de entremés…
    Gracias a ti por pasarte y dejar tus apreciaciones. Bienvenido 😉

  4. Sandra Sánchez

    Genial Teresa…y es que crear el propio empleo es una opción tan factible como el empleo por cuenta ajena… la receta varia a la hora de elaborar el pastel , pero sale igual de bueno….
    Construir una visión objetiva asequible y sencilla (un ejemplo…tu post)
    Y es que además de educar, nos toca deconstruir desaprender algunas ideas irracionales,
    que rompen no solo el estímulo, sino la posibilidad de estudiar y valorar ideas que podrían ser prósperas no solo en su valor empresarial, sino también en su valor personal y profesional.
    Del mismo modo que uno crea, trabaja y modela sus competencias para lograr un empleo por cuenta ajena, ha de hacerlo si considera la opción de lograr un empleo por cuenta propia y debemos partir de que ambas podrían ser factibles y trabajarlas,…un beso y enhorabuena…

  5. teresalv

    Querida Sandra, me miras con cariño :p

    En relación a lo que comentas, es importante en la búsqueda de empleo y desarrollo profesional, barajar todas las posibilidades, con sus bondades y sus dificultades. De otro modo nos estamos privando de opciones, no pudiendo elegir con toda libertad.

    Bienvenida y gracias por asomarte compartiendo tu perspectiva, este pastel necesita guindas. Besos!

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>